Páginas

30/9/11

Cibeles_Madrid_Fashion_Week P/V 12


Como cada septiembre cientos de fashionistas preparan sus mejores galas para asistir a la semana de la moda madrileña, una de las pasarelas más importantes que acogen las propuestas de los diseñadores más destacados del panorama nacional y de las jóvenes promesas.
A continuación os presentamos dos de los desfiles a los que asistimos en Cibeles. Queremos agradecer a Lemoniez su invitación y a una amiga muy especial que consiguió que presenciáramos las propuestas de Amaya Arzuaga.

LEMONIEZ




 “Sofisticación, seducción e intemporalidad” así definía LEMONIEZ su colección para la próxima época estival. Propuestas pensadas para mujeres sencillas y con aires retro pero con alma rebelde que marcan sus pasos a ritmo de “Heavy metal”  como lo hacían las modelos a lo largo de la pasarela.



En su colección son protagonistas las faldas por encima de la rodilla acompañadas por blusas en las que se intuyen tímidas hombreras, abrigos rectos con botones coordinados o vestidos trompe-l´oeil en popelín blanco.

Cabe destacar la importancia que cobran los cortes en las prendas  con los que se intuye el empleo de un patronaje clásico e impecable y que apuesta por las líneas amplias que dejan libertad a los movimientos.
Una colección en la que predominan los colores fríos como blanco o azul cielo iluminados por detalles en fucsia o naranja presentes en  cintas impuestas en la cintura o grandes lazadas pintadas a mano por Nata Arambarri.

Discretas estampaciones en los tejidos de pequeñas figuras geométricas completan una colección fresca  que identifica del mejor modo el estilo de la marca.


AMAYA_ARZUAGA







Sorprendente, como de costumbre, manteniéndose fiel a su estilo y decantándose por prendas en las que el delicado patronaje arquitectónico y los volúmenes cobran importancia y pretenden convertirse en protagonistas del verano en 2012.


La correcta manipulación de tejidos como el tafetán o el algodón recordando a las figuras de origami forman grandes  lazadas o estructuras que recuerdan a los pétalos de flores. 

Es de admiración la combinación de tejidos con mucho cuerpo con otros muy vaporosos y ligeramente transparentes.


Drapeados y nudos en las propias prendas perfectamente moldeados como si de artesanía se tratara se tiñen de tonos amables tales como lila, azafrán, cereza o nude sin olvidarnos del blanco y negro.

Los minivestidos y las minifaldas conviven con vestidos largos y con cola o con trajes de baño que resultan de lo más urbanitas y que destacan en una colección tan sobria y elegante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario